PROYECTO de LECTURA e INFORMÁTICA

Bibliopeque itinerante

Por más lectores, por más inclusión

"Argentina crece leyendo"

¡¡Un Mundo Mejor ES Inevitable!!

CUENTO INFANTIL de Silvia Beatríz Zurdo...



¿UN PEQUEÑO GRAN CUENTO? o ¿un gran cuento pequeño? de Silvia Beatriz Zurdo


Había una vez un gigante que vivía en una gigantesca casa, con altísimos portones y grandes ventanales.

El gigante tenía un perro inmenso que dormía en una gran cucha y comía enormes huesos.

Su extenso jardín lucía frondosos árboles que cada primavera se cubrían de bellas flores multicolores.

Al lado de la casa del gigante vivía un pequeño hombrecito en una diminuta casa con microscópicas ventanas.

El hombrecito tenía un pequeño perro. Su cucha era una miniatura y los huesos que comía eran casi invisibles.

En su mínimo jardín florecía una flor blanca en una pequeña maceta.


El gigante y el hombrecito eran buenos vecinos. Un día de mucho calor decidieron ir a la playa. El gigante se puso un gran sombrero y partió en su enorme bicicleta. El hombrecito decidió ir en su pequeño automóvil. Como era muy veloz, llegó antes que el cansado gigante en su gran bicicleta.

El hombrecito olvidó su sombrilla, por eso el gigante le prestó su sombrero enorme para cubrirse del sol.

Luego se bañaron y jugaron en el agua. Varias veces el gigante estuvo a punto de pisar al hombrecito. Por suerte, no sucedió ya que el pequeño tenía un silbato que hacía sonar en caso de urgencia.

El gigante hizo un castillo enorme de arena y el hombrecito se paseaba en él.

Después comieron. El gigante, un gran pastel de frutas. El hombrecito, sólo unas pequeñas frutillas. El gigante bebió en un vaso grande como un balde. El hombrecito, en un dedal.

Después de una siesta, caminaron por la playa. El gigante hacía una sombra muy larga y el hombrecito una muy corta.

Regresaron al atardecer. Al gigante, la tarde se le pasó rápido pero al hombrecito, demasiado lenta.

Los dos volvían cansados pero muy sonrientes. Aunque eran muy diferentes, el gigante y el hombrecito se llevaban de maravilla. Los dos tenían un gran corazón.


FIN



ACTIVIDADES


¿Dónde vivía el gigante?

¿Cómo era la casa del hombrecito?

En qué se diferenciaban el gigante y el hombrecito?

Imagina alguna habitación de la casa del gigante y del hombrecito y dibújalas.

Anota todos los antónimos del relato.

¿Qué hicieron esa tarde en la playa?

¿Por qué te parece que a pesar de ser diferentes se llevaban tan bien?

¿Qué necesitamos para una buena convivencia?

Marca las tres partes del cuento: introducción, nudo y desenlace.

¿Te animás a cambiarle el final?


© Silvia Zurdo


*Silvia Beatriz Zurdo nació el 22 de marzo de 1965 en la ciudad de Punta Alta, provincia de Buenos Aires, república Argentina.
Es Profesora para la Enseñanza Primaria, Profesora Especializada en Educación Preescolar, Maestra especializada en Educación de Adultos, y Licenciada en Creatividad Educativa.
En constante actualización, ha participado de numerosos cursos de técnicas de narración, lecto escritura en el jardín de infantes, talleres literarios, expresión oral, comunicación y texto, creatividad, transformación educativa, juegos y canciones.

http://silvia-zurdo.blogspot.com.ar/



Ilustración: Lido Contemori


3 comentarios:

  1. podrian desirme si conocen uno d Silvia d pueblos originarios¿ gracias.

    ResponderEliminar
  2. x q en el cole me piden investigar si tal poesia q no me dise el nombre d q pais es y la poesia es de silvia

    ResponderEliminar
  3. 12 de OCTUBRE

    PUEBLOS ORIGINARIOS
    (de Silvia Beatriz Zurdo)

    Diaguitas y calchaquíes
    habitaron la región
    noroeste de la patria
    y son dignos de mención.

    Por los incas del Perú,
    este pueblo fue influenciado.
    Sus casas eran de piedra.
    Era un grupo organizado.

    De cultura trascendente,
    fue un gran pueblo agricultor.
    Luchó pero fue vencido
    frente al avance invasor.

    Como ellos tantos pueblos
    nativos de nuestro suelo
    fueron desapareciendo,
    poco a poco, sin consuelo.

    Los huarpes allí en cuyo.
    Apatamas en la puna.
    Al centro comechingones.
    No me olvido de ninguna.

    Guaraníes y charrúas.
    Matacos y chiriguanos.
    Puelches onas y yamanas.
    Fueron todos dominados.

    La conquista los redujo.
    Perdieron su libertad.
    Su cultura y tradiciones
    es hora de recordar.

    Cada pueblo originario
    fue importante y especial.
    Son parte de nuestra historia,
    valiosa y fundamental.

    ResponderEliminar


Hola, si estás en el formulario de comentarios vas a ver que hemos activado la opción de verificación de palabras, lo hicimos para reducir la entrada de Spam.

Gracias y disculpa las molestias…

 

©Copyright 2012 www.reinventaweb.com

Garabatos sin © (2009/2017) | Analía Alvado

Ilustraciones Alex DG©